China y Canadá coquetean económicamente

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló mucho sobre China durante la campaña electoral, pero hasta ahora, él y el presidente chino Xi Jinping han jugado bien.

Sin embargo, si se ensucia la relación comercial entre Estados Unidos y China, este último podría tener un plan de respaldo: el vecino del norte de Estados Unidos, Canadá.

En la reunión de la semana pasada con Xi, Trump, que culpó a los chinos por gran parte de los problemas económicos de Estados Unidos y prometió etiquetar a China de manipulador de divisas en el primer día de su administración, tuvo un tono mucho más amistoso. Los dos líderes acordaron un plan de 100 días para discutir el déficit comercial de Estados Unidos. China incluso identificó algunas concesiones que estaba dispuesta a hacer, según el diario británico Financial Times.

Pero los chinos también están explorando abiertamente otras opciones de comercio. Canadá y China se están preparando para negociaciones que podrían resultar en su primer acuerdo bilateral de libre comercio, lo que probablemente reducirá los aranceles e impulsará el comercio y la inversión recíproca. Dicho acuerdo también reuniría a dos naciones que dependen de la exportación y que han sido amenazadas por las volátiles críticas de Trump sobre el comercio.

“Nuestra prioridad es un acuerdo comercial más justo y equilibrado con Estados Unidos, siempre hemos preponderado eso “, dijo Jack Austin, un ex senador canadiense que era asesor de China ante el primer ministro canadiense Pierre Trudeau. “Pero en la medida que nuestra estabilidad y ventajas comerciales se vean reducidas por la política comercial estadounidense, más nos obligarán a entrar en el mundo del comercio mundial”.

“Si Estados Unidos quiere interferir con los intereses básicos de nuestro país, entonces tenemos que cuidarnos a nosotros mismos”, dijo Austin, quien se negó a hablar de Trump específicamente.

Trump ha dicho que no está en contra del comercio per se, sino que quiere negociar mejores acuerdos para Estados Unidos. Pero la promesa de Trump de seguir una estrategia comercial más combativa y proteccionista ha desestabilizado incluso a los aliados cercanos como Canadá. Uno de los primeros actos de Trump en el cargo fue retirarse oficialmente de la Asociación Transpacífica, un acuerdo comercial masivo en el que participan 12 países, entre ellos Canadá, México y Japón, tres de los principales socios comerciales de Estados Unidos. El presidente dijo que preferiría hacer muchos acuerdos comerciales por separado, uno a uno. “Y créanme, vamos a tener un montón de acuerdos comerciales”, prometió en enero pasado.

En ese tema, China puede ya estar un paso adelante de él. El colapso del TPP, un esfuerzo dirigido por Estados Unidos que excluyó a China, abrió una ventana para los chinos, que están persiguiendo conversaciones comerciales con muchos ex miembros de la TPP, incluido Canadá. Además de estar decepcionado por el fracaso del TPP, Canadá también ha estado al margen de los esfuerzos de Trump para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Canadá, que tiene una población del tamaño de California, es demasiado pequeño para reemplazar completamente el comercio entre China y los Estados Unidos. Pero para los chinos, los lazos económicos más estrechos con Canadá podrían suavizar el golpe de cualquier guerra comercial contra Estados Unidos, o incluso prevenir una guerra comercial por completo, dicen los expertos.

Todavía no hay un cronograma establecido para las conversaciones entre China y Canadá, pero ambos acordaron el año pasado prepararse para las negociaciones comerciales, y los funcionarios canadienses están actualmente entrecruzando al país en busca de aportes de los ciudadanos y las empresas.

Los dos países son un buen partido económicamente. China es un gran importador de productos agrícolas y recursos naturales, que son las mayores exportaciones de Canadá. Yves Tiberghien, director del Instituto de Investigación Asiática de la Universidad de Columbia Británica y miembro de la Fundación Asia-Pacífico de la Universidad de Columbia Británica, dijo que los chinos también han estado ansiosos por invertir dinero en los sectores energéticos y manufactureros de Canadá. Canadá. “Hay muchas complementariedades aquí”, dijo.

Para los chinos, hay altibajos políticos. La proximidad de Canadá con Estados Unidos podría servir de palanca en futuras negociaciones entre China y la administración Trump. “Sería una buena jugada para China tener por lo menos un acuerdo con un país norteamericano como parte del juego entre los Estados Unidos y China”, dijo Tiberghien. “Es una forma de tratar con los Estados Unidos de lado.”

Por la misma razón, las negociaciones comerciales podrían resultar complicadas para Canadá, cuyo cliente más grande sigue siendo, por mucho, Estados Unidos. En el 2016, los estadounidenses compraron más del 75% de las exportaciones canadienses. Para Canadá desarrollar una relación más cercana con China, significa enfrentar el riesgo de trastocar la relación con la administración Trump, advirtió Robert Zoellick, ex presidente del Banco Mundial y asesor comercial del presidente George W. Bush.

“Tenga cuidado”, dijo Zoellick en enero, según la prensa canadiense. “Si vas a hacerlo, asegúrate de conseguir algo bueno para ello, de lo contrario vas a pagar un gran precio con este tipo si su enemigo No. 1 es China”.

Canadá ha buscado durante mucho tiempo reducir su dependencia económica de Estados Unidos, y las conversaciones sobre un acuerdo comercial con China, que ya es el segundo socio comercial más importante de Canadá, se están gestando desde hace años. Sólo que Trump ha hecho la cuestión más urgente.

Recientemente, Canadá tenía sus esperanzas fijadas en el TPP, que habría ampliado las exportaciones canadienses en otros países – particularmente Japón, un mercado que Canadá ha estado deseoso de penetrar. Pero gracias a Trump, el TPP se echó para atrás. “Eso ha hecho un enorme agujero en la política comercial de Canadá”, dijo Tiberghien.

Ahora el TLCAN, el acuerdo de libre comercio que involucra a Canadá, Estados Unidos y México, también está en un terreno inestable. Durante su campaña, Trump calificó al TLCAN como un “desastre” y prometió renegociarlo. Aunque las quejas de Trump se refieren principalmente a México, hay indicios de que su administración también tratará de revisar el comercio entre Estados Unidos y Canadá.

A la luz de estos acontecimientos, China, la segunda economía más grande del mundo, se ha convertido en un socio comercial cada vez más atractivo para Canadá, dicen los expertos. “Canadá ha estado buscando un acuerdo con China durante mucho tiempo, pero la desestabilización de la relación con el TLCAN ha hecho aún más importante para Canadá buscar alternativas al mercado estadounidense”, dijo Laura Dawson, directora del Instituto Canadiense en El Centro Wilson. En un documento del 2016, calculó que un acuerdo de libre comercio podría aumentar las exportaciones canadienses en 7,700 millones de dólares y crear 25,000 empleos canadienses.

Dawson dijo que las negociaciones comerciales entre Canadá y China no tienen que ser vistas como una amenaza para los Estados Unidos. Incluso pueden ofrecer un modelo para las propias negociaciones comerciales de los Estados Unidos con China. “Canadá es bien conocido por ser un poder medio, un negociador, un conciliador, y por lo tanto podemos explorar una gama de posibilidades y negociar los resultados con China”, dijo Dawson. “Pero cuando los dos líderes mundiales, cuando China y Estados Unidos, entran en una habitación, se convierten en más de una negociación de poder”.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau también tiene un interés personal en China. Su padre, Pierre, fue el primer Primer Ministro canadiense en establecer vínculos diplomáticos en la década de los años de 1970 con la República Popular China comunista. El joven Trudeau ha apoyado a Donald Trump, señaló Dawson. “Así que, tal vez esta sea una oportunidad para Trudeau ser el wingman de Trump”, dijo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: